"Crear el mundo que queremos es una forma mucho más sutil y poderosa de actuar, que intentar destruir el mundo que no queremos.”


Marianne Williamson


miércoles, 18 de agosto de 2010

In Transition 1.0 - From oil dependence to local resilience (sub español)

En Transición 1.0 - De la dependencia del petróleo a la resiliencia local

In Transition 1.0 - From oil dependence to local resilience (sub español) from El Tránsito Necesario on Vimeo.


¿Qué es exactamente una “Iniciativa de Transición” (Transition Iniciative)?

El término que se utilizaba al principio para describir este concepto era “Pueblos en Transición” (Transition Towns), pero desde entonces este término se ha vuelto muy irrelevante dado que ahora estamos hablando de municipios, aldeas, asentamientos, valles, penínsulas, códigos postales, islas en transición... Así que a pesar de que ninguno de estos suena tan bien como “Transition Towns”, “Transition Iniciatives” parece ser el mejor término global.

Las Iniciativas de Transición son una propuesta emergente y en evolución de sostenibilidad a nivel comunitario, que están empezando a aparecer en comunidades a lo largo del país. Son, para citar un término de Jeremy Leggett, “microcosmos de esperanza a escala”. La idea empezó con el Plan de Acción de Descenso Energético de Kinsale y desde entonces se ha propagado a otras comunidades del Reino Unido y más allá.

Las Iniciativas de Transición están basadas en cuatro supuestos claves:

  1. Que la vida con un consumo energético dramáticamente reducido es inevitable y que es mejor planificarlo en vez de que nos llegue por sorpresa.

  2. Que nuestros asentamientos y comunidades actuales carecen de resiliencia para permitirles capear los severos choques energéticos que acompañarán al pico del petróleo.

  3. Que tenemos que actuar como colectivo y que tenemos que actuar ahora.

  4. Que liberando el genio colectivo de los que nos rodean para diseñar creativa y proactivamente nuestro descenso energético, podemos crear estilos de vida que estén más conectados, más enriquecedores y que reconozcan los límites biológicos de nuestro planeta.

Un futuro con menos petróleo podría, si se aplican suficiente diseño y pensamiento por adelantado, ser preferible al presente. No hay motivo por el cual un futuro con menos demanda energética y más resiliencia represente una calidad de vida menor que la actual. De hecho, un futuro con una economía local revitalizada tendría muchas ventajas, incluyendo una población menos estresada y más feliz, un medio ambiente mejorado y una mayor estabilidad.

Estos cambios pueden llevarnos al renacimiento de comunidades locales, que cultivan su propia comida, generan su propia energía y construyen sus propias casas utilizando materiales locales. También pueden favorecer el desarrollo de monedas locales, para conservar el dinero a nivel local.

Actualmente existen más de 30 Pueblos en Transición en el Reino Unido y muchos más alrededor del mundo.


Traducción de “The Transition Handbook” (by Rob Hopkins)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada